ANTIVACUNAS MARCHAN EN PARÍS, INSPIRADOS EN LA PROTESTA DE LOS CAMIONEROS DE CANADÁ

Grupos minoritarios que se oponen a los certificados de vacunación y las restricciones por la pandemia de coronavirus protestaron este sábado en el centro de París, pese al despliegue policial que blindó la ciudad para impedirlo, en una manifestación inspirada en la de los camioneros de Canadá que se expandió ya a varias partes del mundo.

La llamada «caravana de la libertad» reunió a miles de personas en los Campos Elíseos, el emblemático centro de la capital que ya fue escenario hace unos años de las concentraciones de los llamados chalecos amarillos.

A diferencia de la protesta impulsada por los camioneros en Ottawa, en este caso algunos de los manifestantes llegaron en sus autos y la gran mayoría a pie, muchos de ellos con pancartas, carteles y banderas francesas.

Burlaron así el importante despliegue de casi 7.200 policías y gendarmes y de vehículos blindados dispuestos para dispersar la movilización que arrancó días atrás con caravanas de vehículos que viajaron a la capital desde distintos puntos del país.

Si bien la mayor parte de la concentración se realiza con tranquilidad, hubo enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, incluyendo gases lacrimógenos cerca del Arco del Triunfo y multas a casi 400 personas por «participar en una manifestación no autorizada».

El primer ministro Jean Castex había prometido ser inflexible ante este movimiento: «Si bloquean la circulación o intentan bloquear la capital, hay que ser muy firme».

La heterogénea movilización reúne no solo a opositores de la gestión anticovid, sino también a críticos del presidente Emmanuel Macron, que en la antesala de la marcha dijo entender «la fatiga» por los dos años de pandemia pero pidió «calma».

A dos meses de las presidenciales en Francia, los manifestantes exigen la retirada del certificado de vacunas, que solo permite a las personas inmunizadas entrar en restaurantes, cines y otros comercios y que el Gobierno dice querer suprimir para abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *