LA VIGÉSIMA EDICIÓN DE LA FERIA DEL LIBRO DE LA RIOJA CERRÓ UNA EDICIÓN HISTÓRICA, POPULAR Y FEDERAL

Del 16 al 30 de julio, a lo largo de quince días, el Gobierno de La Rioja, a través de la Secretaría de Culturas, dependiente del Ministerio de Turismo y Culturas, desarrolló la 20º edición de la Feria del Libro de La Rioja con total presencialidad: con más de sesenta stands de venta y exposición de libros y artesanías ubicados en el Paseo Cultural Castro Barros – Kilómetro Cero de la Ciudad Capital; y un programa que ofreció acciones formativas y de entretenimiento como talleres, conferencias, presentaciones de libros, espectáculos escénicos, conversatorios, intervenciones, proyecciones documentales, homenajes, distribuidas en diferentes espacios: Juventudes Diversas, Infancias Creativas, Espacio Federal y Puntos Feria.

Este 2022, luego de dos años de pandemia donde la Feria del Libro adaptó su formato a la virtualidad atendiendo a los protocolos sanitarios correspondientes, el Gobierno de La Rioja apostó a la vuelta del formato tradicional con presencialidad, concentrando más de sesenta stands de venta y exposición de libros en el Paseo Cultural (Sobre calle Catamarca y dentro de la Nave Central) que vendieron alrededor de 20.000 libros durante los quince días; 12 stands de artesanos y artesanas, nucleados por el Mercado Artesanal de la provincia de La Rioja; y los stands institucionales provinciales, nacionales y regionales. También, la Secretaría de Comunicación y Planificación Pública montó un “Espacio de Comunicación” donde trabajadores y trabajadoras del área como así también de medios de comunicación contaron con un lugar de trabajo, un estudio de televisión que transmitió gran parte de la Feria del Libro por la plataforma de Lateplay y una cabina de radio, para poder realizar programas de diferentes radios riojanas desde la nave central. La muestra “Cobertura Oficial” con fotografías de trabajadores y trabajadoras del Estado estuvo en los pasillos también durante toda la Feria.

Las actividades se desarrollaron de manera descentralizada en diferentes puntos del territorio: Paseo Cultural Castro Barros, Espacio de Arte Contemporáneo, Espacio 73, Casa de Culturas, Archivo Histórico Provincial, Museo Folklórico, Cinemacenter, Biblioteca Mariano Moreno, Biblioteca Marcelino Reyes, Sociedad Sirio Libanesa, Rayuela Libros & Café, Teatro La Kanoa de Papel, Orígenes, Freddo – Cerro Cruz, Universidad Nacional de La Rioja, y en el interior de la provincia el Museo Castro Barros y la sede académica de Catuna – UNLaR. Diferentes acciones formativas contaron con puntaje docente y también se trabajó con distintas escuelas durante la semana de regreso a clases. 

“La Feria del Libro también concibe un acto político, y por esa razón nos parece un momento más que oportuno para reafirmar todos nuestros objetivos de gestión, que abarcan la recuperación, sostenibilidad y crecimiento”, indicó la secretaria de Culturas, Patricia Herrera; destacando que las acciones que requieren esta gran organización se trabajan siempre con la impronta y el compromiso de atender a cada expresión cultural, “…a cada hacedor y hacedora, no sólo desde la recuperación económica sino también desde el acompañamiento, apoyando cada proyecto innovador, generando nuevos espacios públicos, sosteniendo las industrias culturales y creativas, vinculando los diferentes oficios, propagando el sentido político de nuestros cuerpos, poniendo en valor y recuperando el patrimonio”.

Este año también se desarrolló la política pública de democratización y acceso a las culturas en los barrios, a través de los Punto Feria, con diferentes talleres de oficios culturales y espectáculos escénicos y musicales. “Desde la Secretaría de Culturas propusimos un programa anual llamado ‘Culturas Activas’, con el que ya venimos realizando articulaciones con centros vecinales de diferentes barrios, y durante la Feria del Libro se transformó en esta propuesta ‘Punto Feria’.. Justamente una de las premisas de esta Feria se refiere al sentido de lo popular, y al pueblo hay que acercarse, hay que llegar”, expresó Herrera. Se trabajó en: Rucci, Los Obreros, Fundación Praolini, Alta Rioja, Las Agaves, San Roque, Tambor de Tacuarí (Comunidad Angelelli), Yacampis (Bib. Nueva Generación), Parque Industrial (Merendero Sueños y Sonrisas), Mis montañas (Bib.Ciudad de los Naranjos), Centro Cultural y biblioteca popular Virgen del Valle, Juan Mellis, Barrio Nueva Esperanza , CAPS Islas Malvinas, CAPS Faldeo del Velazco.

Por su parte, el Espacio Federal, consolidado en la Feria del Libro como el lugar de participación y acción de los departamentos, se llevó a cabo en esta edición en la Nave Central del Paseo Cultural con presentaciones integrales: San Blas de Los Sauces con la intervención poética “Los sauces y la poesía”; Sanagasta con la conferencia e intervención poética “Uveras Sanagasteños. Un viaje en el tiempo”; Chilecito con la ponencia artística “Mujeres de saturno”; Famatina con la presentación de libro “De vida somos, poemas relacionados con el amor, la vida y el existir” de Juan Carlos Silva; Chamical con las presentaciones de los libros “Luna de Cristal” de Jorge Luis Giménez, “Don Alfredo” de Abdala Farah, “La Rioja, paisaje y sentimiento” de Noemí Cáceres; General Belgrano con la presentación del libro “Rufo” de Oscar Francisco Vilche; General Ocampo con el debate literario “Haciendo Memoria”, con Silvia Amado, Isabel Llanos de Parada, Luis A. Quintero, Arturo Oliva y alumnos de 5to año del colegio secundario; General San Martín con la presentación del proyecto “Así Somos” y las producciones audiovisuales “El pocero” y “La esquina de los Farías”; Rosario Vera Peñaloza con la presentación de libro “Chepes vive en Malvinas” antología de Rasmía Saddi; Juan Facundo Quiroga con la charla informativa “Trazos nativos en los Llanos”; Ángel V. Peñaloza con “Poemas conmemoración, 200 años del casamiento del Gral. Ángel V. Peñaloza y Victoria Romero”, una presentación de producciones de microficción/poesía en alusión al aniversario N° 200 del Gral. Ángel V. Peñaloza y Victoria Romero; Independencia con la charla informativa “Solar 54, de La Rioja a Marte”; Felipe Varela con la entrevista e intervención poético – musical “La comunicación cultural del dpto. Felipe Varela. Raúl Robledo y su programa Huayrapuca”; General Lamadrid con la ponencia “Aproximaciones sobre patrimonio y turismo en el departamento General Lamadrid”; y Arauco con la ponencia “Historias de ayer y hoy de Arauco: investigaciones históricas de alumnos y ex alumnos del profesorado”.

“Por eso hablamos de tres premisas que, en cierto modo, conceptualizan y sintetizan a la Feria del Libro”, sostuvo Patricia Herrera, explicando que “histórica, popular y federal” es una descripción que también supone un objetivo. “Decimos Popular porque nuestro compromiso es y será siempre con la gente, ofreciendo espacios para todos los gustos e intereses. Decimos Federal porque no podemos centrarnos en un sólo lugar para siempre, hay que ir a los barrios, viajar a los pueblos, trabajar mancomunadamente para que a cada riojano y riojana le llegue esta invitación. Y decimos Histórica, porque hace ya dos décadas que no paramos de crecer”.

Alrededor de 100.000 personas visitaron la 20º Feria del Libro en el Paseo Cultural Castro Barros durante los quince días que duró, entre niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores que escogieron la provincia de La Rioja para vacacionar y a la Feria como una actividad principal de ese período. “Nuestro objetivo es la comunidad, que todos y todas entren, recorran, hagan agenda de actividades con el programa en mano o haciendo el QR en las gráficas, que se apropien y que sientan que ésta también es su celebración”, la secretaria de Culturas indicó que más fueron alrededor de 20.000 los usuarios que ingresaron a la web de culturalarioja.gob.ar en búsqueda del programa digital. “Fueron muchos meses de trabajo arduo y mucha dedicación en los detalles, pensando en todos los eventos: en el sonido, el protocolo, la comodidad, los elementos de trabajo y el público. Para nuestro equipo fue muy importante ver a gente con el programa, buscando los espacios descentralizados, aprovechando cada acción”, dijo, y explicó además que al ser descentralizada también se trabajó en el diseño de un mapa del casco céntrico donde se indicaron los espacios con números y símbolos.

Por último, Patricia remarcó que ésta Feria, como todas las anteriores, sienta las bases para un nuevo año. “La Feria del Libro de La Rioja es un encuentro que ya se volvió tradicional, y aun en pandemia tomamos la decisión de seguir haciéndola, porque la comunidad la espera y la siente propia; más que un evento que hace el Estado, es un evento que hace la gente”, indicó, y agradeció a todas aquellas personas que la hacen posible, desde libreros y libreras, artesanos y artesanas, expositores, hasta talleristas, escritores y escritoras, equipos de logística que se aseguran de atender a cada necesidad y estar en cada detalle, al COE, al ministerio de Turismo y Culturas y el Paseo Cultural Castro Barros, como así también a todos los espacios descentralizados que abrieron sus puertas y colocaron un cartel de Feria del Libro.

“El 30, cuando al terminar la última actividad y ordenar la foto final con los trabajadores y trabajadoras, nos despedimos sabiendo que este lunes comenzamos a pensar la edición 2023, esa continuidad la garantizan todas las generaciones”, finalizó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: